Beatríz Rodríguez Mérida

Desde mi llegada al centro como maestra, me siento muy afortunada, ya que no sólo enseño a mis alumnos y alumnas sino que además día a día aprendo junto a ellos. Parece que fue ayer cuando terminé mis estudios como maestra de Educación Infantil con toda la ilusión de poder entrar en un aula y escuchar “Buenos días seño Beatriz”. Mi sueño se ha cumplido, y es por eso que cada mañana llego al cole con la ilusión de motivar a mis alumnos, con las ganas de enseñarles algo nuevo y sobre todo con la finalidad de que sean felices en este centro donde somos una gran familia. Considero muy importante la actitud del maestro ante las nuevas metodologías. Es por eso que los maestros nunca dejamos de estudiar, de encontrar el mejor modo de enseñarles el camino hacia el conocimiento, o mejor dicho, el medio más adaptado a sus capacidades. En mi caso, encuentro en la música, la pintura o el teatro, la vía más adecuada para despertar la sensibilidad de mi alumnado, la empatía con sus compañeros y como no, abrir las puertas del conocimiento. Es mi licenciatura en Arte dramático, la que me permite llevar a cabo la filosofía de que la didáctica es el “arte de enseñar”.

Profesora de Primaria

Beatríz Rodríguez Mérida 1280