Francisco López Aguilera

Mi nombre es Francisco López Aguilera. Acabé la licenciatura de Química en el año 2009, y a pesar de ser una carrera de ciencias puras, y por ello considerada como una carrera “de las duras”, nunca perdí de vista el objetivo que me había ayudado a elegirla y poder estudiarla y que era el de enseñar y educar. Ejemplo de ello es que después de haber terminado los cinco años de licenciatura, completé mi formación docente con la realización de un Máster Universitario de profesorado, además de acreditar un nivel b2 de inglés, un curso de capacitación de pedagogía y didáctica de Religión y diversos cursos de formación relacionados con el ámbito de la educación; en realidad, en ningún momento he dejado de formarme ya que la educación está en continuo avance.

Comencé mi experiencia profesional hace unos años y desde entonces he trabajado en diversos centros educativos, los cuáles me han ayudado a no solo crecer profesionalmente, sino también personalmente. Y es que nuestro alumnado nos enseña todos y cada uno de los días del curso grandes lecciones. Todo este tiempo me ha enseñado que algunos de los aspectos clave en el mundo que nos rodea es la empatía, capacidad para conectar con el alumnado y detectar lo que les falta y lo que les puede motivar. Uno de los objetivos que siempre me marco es que el alumnado desarrolle el espíritu crítico y sepa plantear alternativas ante las diferentes dificultades que vaya planteando la vida, siempre educando en valores.

Este será mi primer curso en el Colegio Nuestra Señora de Andévalo, y poder estar aquí es para mí una gran oportunidad de seguir haciendo lo que me gusta, de sentirme vivo, de no quedarme estancado y, simplemente haré lo que sé hacer: imaginar, crear, inventar, esforzarme y trabajar todo lo duro que sé para ayudar al alumnado a que encuentre lo que yo encontré hace mucho tiempo: ser buenas personas y encontrar una vocación por un trabajo que te permita realizarte plenamente. Y es que “Educar es cosa del corazón”.

Profesor de Secundaria

Antonia Carranco Chamorro