Historia

colegio de andévalo sevilla

Historia de una familia con vocación

60 años creciendo juntos

En marzo de 2015, celebramos nuestro aniversario!

Este Colegio, es una bendición. Un regalo que Dios entregó a esta familia, con muchas ganas de servir a los demás con alegría, con entrega, reconociendo a Jesús en cada uno de los niños que nos ha confiado. Cuando cumplimos 50 años, mi padre escribió para la revista del Colegio esta historia tan bonita, que queremos compartir con vosotros:

“¿Qué cuento de la historia del Colegio?. En 50 años han pasado tantas cosas… que no sé en qué aspectos detenerme. Podría hacer una cronología de las distintas fases de su construcción de la planta baja del mismo. Había cuatro clases dos de varones y dos de niñas (entonces niños y niñas tenían que estar separados). Las dos clases eran una de los pequeños y otra de los mayores. El ambiente de cariño, dedicación y de buena enseñanza hicieron que en pocos años la afluencia de alumnos nos hiciera plantearnos construir la primera y segunda planta. Así como la compra de las dos parcelas colindantes. Todo a base de entramparse, pagar y volver a entramparse. En esos primeros años el Colegio lo llevábamos únicamente la familia. Mi tía Ofelia, mis hermanas Catalina, María, Salud, Antonio y yo. En 1961 se contrataron a los primeros maestros.

La Ley General de Educación en el año 1970, estableció la Educación General Básica. Tenía dos etapas: la primera de 1º a 5º y la segunda etapa de 6º a 8º. En 1971 se hizo la primera adaptación del Colegio a la nueva normativa con la construcción de la primera y segunda planta que cubrió el patio. Se solicitó la autorización y fue concedida la calificación y transformación definitiva de un centro de ocho aulas de EGB y una de Preescolar.

Recuerdo la preparación y celebración de las Primeras Comuniones, algunas en el patio del Colegio, otras en la capilla de la Sagrada Familia y posteriormente en la Parroquia del Cristo del Perdón. Se formaban equipos de madres las que se preparaban y ellas daban las catequesis a un grupo de cinco alumnos entre los que se encontraban sus hijos. Se crearon grandes lazos de amistad que todavía perduran.

En 1973 animamos a un grupo de padres a fundar la Asociación de Padres de Alumnos. Desde su primer presidente a la Presidenta actual, siempre han estado ellos/as y sus juntas directivas apoyando al Colegio en todas sus iniciativas y realizando muchísimas actividades deportivas, culturales y recreativas así como viajes y excursiones.

En los años 70 se solicitó la subvención que establecía la normativa del Ministerio de Educación y fue concedida.

En 1980, una maestra se marchó. No sabía a quién contratar, tenía muchos compromisos y mi mujer, la Srta. Chary, pidió excedencia en el Magisterio Nacional y se incorporó a la plantilla del colegio. En los diez años que estuvo prestando servicios llevó la escuela de padres. Y realizó muchas actividades educativas. Creo que los padres y madres de aquella época la recuerdan con cariño.

En los años 80, el Colegio se acogió al sistema de conciertos educativos hasta la fecha.

Con la LOGSE, se establecía al Educación Primaria de 1º a 6º (6 a 12 años). Una nueva remodelación del Colegio para adaptarlo a la nueva normativa y se consiguió la autorización definitiva de un centro de Primaria y Secundaria.

Recuerdo con cariño a todos los profesores que están o que han pasado por el Centro y con las jubilaciones de dos titulares, uno de ellas la mía y dos profesores que terminaron también su larga vida laboral y educativa, celebrándose actos emotivos en el colegio. Es nombrada una nueva Directora, joven, con ganas de continuar la saga familiar: mi hija Ofelia.

La nueva directora está muy ilusionada con el proyecto de implantar la Educación Infantil. Está en estudio cómo solucionar las dificultades para conseguir de Educación y de Urbanismo las autorizaciones correspondientes. El ánimo, la esperanza y volver a empezar con las trampas, sigue adelante.”

Manuel Vazquez Bravo

Sevilla, 8 de marzo de 2005



Ya han pasado diez años.

Ofelia Vázquez

Conseguimos, concertar la Educación Infantil y un aula de apoyo a la integración. Consolidamos nuestro servicio de orientación escolar y continuamos con nuestro proceso de gestión de calidad. El sello 300+ en el Reconocimiento a la excelencia en Educación y Formación, nos anima a seguir navegando con ilusión.

Comenzamos dos nuevos proyectos, el de bilingüismo donde valoro y me llena de orgullo el nivel de compromiso sincero del profesorado del centro, con su formación continua, para ofrecer lo mejor de cada uno a nuestra Comunidad.

Gracias al Papa Francisco, a su sencillez y energía que transmite con entusiasmo, comenzaremos con un proyecto de evangelización en el Colegio. Nuestro objetivo es profundizar en la oración y el silencio como vehículo de comunicación con Dios. Nos formamos para descubrir o alimentar nuestros dones. Siendo conscientes, que no son nuestros, que el Espíritu Santo nos lo ha entregado para compartirlo con los demás.

La alegría, la esperanza y la confianza en Dios, es el motor que pone en marcha nuestro quehacer diario, sintiendo y reconociendo en los que más lo necesitan el rostro de Jesucristo.

Gracias papá, porque todo lo que sé y lo que entrego a los demás, lo he aprendido de ti, de nuestra familia, de nuestra unión, de nuestra forma de vida.

Nuestra Comunidad Educativa, está impregnada de estos valores, que se contagian a todos que comienzan a vivir con nosotros una parte de su vida. Sembramos, otras veces regamos, otras observamos, disfrutamos, compartimos, recibimos, sabiendo que nuestros actos solo son pasitos de un camino que llevará a nuestra familia del colegio a conseguir todo lo que se proponga.

Sevilla 1 de septiembre 2014

Ofelia Vázquez Martín

Directora General