Colegio Nuestra Señora de Andévalo de Sevilla

NO VIENEN A QUITAR SINO A AMPLIAR

Decía Vigotski, que el ser humano inventa herramientas que le sirven para hacer cosas o para ampliar su inteligencia. Y de estas últimas quiero hablar, de las herramientas mentales. Así dicho resulta muy abstracto, pero con algún ejemplo se aclara. Herramientas mentales son el lenguaje, la escritura, el álgebra, las calculadoras, etc. Todas aquellas, en definitiva, que nos permiten pensar cosas que sin ellas no podríamos pensar.

Este artículo, viene motivado por un debate muy extendido hoy día, sobre si usar o no ordenadores en las aulas de los centros escolares. Y se me ocurre escribir estas líneas porque me resulta curioso que nadie ponga en duda la utilidad de una calculadora en determinados niveles educativos, pero se ponga “el grito en el cielo” cuando se habla de ordenadores.

Los ordenadores son herramientas mentales, como lo son el lenguaje o las calculadoras. Lo que debemos hacer en la escuela es enseñar a manejar esas herramientas, ya que no han llegado para sustituir nada, sino para ampliar. En los comienzos de la humanidad, la memoria estaba localizada por completo en el cerebro, pero cuando apareció la escritura, parte de la memoria se traspasó a los escritos, y hoy día también tenemos para eso los ordenadores.

Nadie, a estas alturas del siglo, puede negar que los ordenadores son poderosas herramientas para manejar información. Así pues, en todas las facetas de la vida en las que la información sea importante, los ordenadores también lo serán. Claro que no solo hay que recibir información, para poder utilizarla, nuestra inteligencia necesita comprenderla, valorarla, tomar decisiones, asimilar valores…

El trabajo, nuestro trabajo, sigue siendo el mismo. El alumno debe aprender a gestionar su memoria, en el nivel cerebral y en el nivel electrónico. Precisamente en eso, consiste hoy día el desarrollo del talento, y nuestro alumnos están en ello.

 

 

Eugenio Mariscal Molina

No Comments Yet


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *